Cheesecake de Turrón

The Sweetness of Science Cheesecake de Turrón

INTRODUCCIÓN:

Yo también he vuelto a casa por Navidad!! Y como tengo el blog desde hace poco y mi familia quería probar algún postre, tenia que preparar el postre para la cena de Nochebuena!!! Y como no hay nada más navideño que el turrón, decidí que este fuera el ingrediente principal. La otra razón que hizo que me decidiera por un cheescake, fue que quería prepararlo el día de antes, para dejar la cocina, y el horno, libres para que se pudieran utilizar para preparar el resto de la cena. Así que un cheesecake es el postre ideal, ya que necesita tiempo para enfriarse y a diferencia de otros, está mejor al día siguiente!!

También preparé unos deliciosos cake pops para los niños y para los no tan niños que prefirieran otra opción.

De la cheesecake de turrón solo puedo decir que es un postre sencillo y que está buenísima!!! Animaos a hacerla!!!

MATERIALES:

Para la base

  • 220g de galletas Oreo
  • 70g de margarina

Para el cheesecake:

  • 30g de harina
  • 100g de azúcar
  • 3 huevos
  • 400g de queso crema tipo Philadelphia
  • 300g de turrón blando (de Jijona)
  • 200ml de nata

Para decorar

  • Chocolate con leche

Material de cocina

  • Un molde redondo
  • Un bol
  • Unas varillas
  • Picadora o robot de cocina
  • Microondas
  • Frigorífico
  • Horno

METODOLOGÍA:

1- El primer paso es preparar la base!! Para esto tenemos que poner las galletas en una picadora y triturarlas hasta obtener un polvo fino. También se pueden triturar en un mortero o poniéndolas en una bolsa y dándole golpes con un rodillo.

2- Luego fundimos la margarina en el microondas o en un cazo. Mezclamos las galletas y la margarina hasta quede todo integrado.

3- Ponemos la mezcla en el molde y apretamos con una cuchara para que quede la base compacta. Lo ponemos a enfriar y endurecer en el frigorífico mientras preparamos el cheesecake!

4- Precalentamos el horno a 180ºC.

5- Trituramos el turrón con un tenedor. Yo lo trituré dejando algunos trocitos más grandes para que se notara su textura en la tarta.

6- Con unas varillas, mezclamos en un bol el queso crema a temperatura ambiente con el azúcar.

7- Añadimos los huevos uno a uno, batiendo hasta que se incorporen bien pero sin batir en exceso.

8- Añadimos la nata y el turrón, y batimos. Por último añadimos la harina, y mezclamos hasta que estén todos los ingredientes integrados. Se recomienda no batir en exceso para que no se agriete el cheesecake.

9- Ponemos la masa en el molde sobre la base de galletas y horneamos durante 15 minutos. Luego bajamos la temperatura y horneamos a unos 120ºC y horneamos entre 60 y 75 minutos más.

10- Cuando se vea que los bordes y la superficie estén hechos podemos sacarla del horno y dejarla enfriar a temperatura ambiente. Para evitar que se agriete podemos pasar un cuchillo por los bordes de la tarta para despegarla del molde.

11- Dejamos enfriar completamente en el frigorífico unas horas.

12- Para acabar, desmoldamos y podemos decorar fundiendo chocolate y poniéndole una capa por encima!!!

RESULTADO:

Habéis visto el estupendo corte que tiene el cheesecake?? Que más puedo decir? Tenéis que probarlo!!!

The Sweetness of Science Cheesecake de Turrón

CONCLUSIÓN:

Como ya sabéis, hice este cheesecake de turrón para Nochebuena, y lo que me costó escaparme para hacerle una foto al corte!!! La verdad es que habíamos cenado un montón y no me esperaba una gran acogida, pero cuando acabé de hacer la foto, la tarta prácticamente había desaparecido!!!

No os voy a decir que es un postre suave, porque habéis visto la gran cantidad de turrón y queso que tiene, pero cuando si no en Navidad se va a hacer esta tarta!!! Aunque también podéis aprovechar el turrón que os sobre y hacerlo después de estas fechas!!

Solo puedo añadir que estaba muuuuuy bueno!!! A mi me encantó y espero que a ti también!!!

Noelia

The Sweetness of Science Cheesecake de Turrón

Anuncios

Boston Cream Pie

The Sweetness of Science Boston Cream Pie

INTRODUCCIÓN:

Cómo voy a pasar 3 meses en Boston y no voy a hacer la tradicional Boston Cream Pie!!! Tengo que aclarar que aunque se llame pie, es una cake, es decir, no es el típico pastel americano de frutas parecido a una empanada, sino que es una tarta, es decir, un bizcocho relleno.

Un segundo comentario es que esta tarta no es nada fácil de encontrar en una cafetería o pastelería de Boston. Cuando pregunté el por qué me dijeron que es demasiado old fashion, han cambiado este clásico de la repostería por donuts y cupcakes. Pero es hora de cambiar eso y volver a hacer famoso este postre tan vintage!!!

Lo último que me gustaría comentar es que para nosotros esta combinación de crema pastelera y chocolate es bastante frecuente así que no es nada nuevo, pero yo tengo una gran debilidad por la crema pastelera, y puedo confesar que esta tarta es una de mis preferidas!!!

MATERIALES:

Para la tarta

  • 180g de harina de repostería
  • 200g de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 cucharada de levadura
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 150ml de buttermilk
  • 120g de margarina
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Una pizca de sal

Para la crema pastelera

  • 3 yemas de huevo
  • 100g de azúcar
  • 30g de harina de maíz
  • 350ml de leche
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Para el icing de chocolate

  • 115g de chocolate
  • 100ml de nata
  • 20g de mantequilla
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Material de cocina

  • Un molde redondo (de 20cm de diámetro)
  • Varios bols
  • Varillas
  • Un cuchillo de sierra
  • Varios cazos
  • Horno
  • Frigorífico

METODOLOGÍA:

1- El primer paso es preparar los ingredientes, que para esta receta tenemos un montón!! Cuando tengamos todo listo podemos hacer la buttermilk añadiendo una cucharada de zumo de limón a la leche y dejándolo reposar unos 10 minutos. Podemos continuar engrasando el molde con mantequilla y espolvoreándolo con harina.

2- Precalentamos el horno a 180ºC.

3- Tamizamos la harina, en esta receta hay que pesarla después de tamizarla. Si no tenemos harina de repostería podemos usar harina para todos los usos y sustituir una cucharada de esta por una de harina de maíz. Mezclamos junto a la levadura, bicarbonato y sal.

4- Mezclamos el azúcar con la mantequilla, hasta obtener una mezcla suave y homogénea. Yo lo hice a mano con unas varillas pero de puede usar batidora.

5- Añadimos los huevos, uno a uno, y mezclamos bien con la mantequilla y el azúcar.

6- Vamos añadiendo la harina y la buttermilk, alternando y batiendo entre uno y otro.

7- Por último añadimos la vainilla.

8- Lo ponemos en el molde y lo horneamos durante 30-35 minutos.

9- Cuando esté hecho, es decir, cuando pinchemos un palillo y salga limpio, podemos dejarlo enfriar. Es muy importante que esté frio antes de quitar el molde y empezar a cortarlo, por lo que podemos usar el frigorífico.

Crema pastelera:

1- El primer paso sería poner a calentar la leche.

2- Luego mezclamos el azúcar con las yemas de huevo.

3- Añadimos la harina de maíz, y cuando esté mezclado añadimos poco a poco la leche caliente.

4- Lo ponemos a fuego medio y esperamos a que empiece a hervir, moviendo de vez en cuando. Se empezará a volver espeso y hay que remover para que no se formen grumos.

5- Lo dejamos que se cocine unos 2 minutos, sin dejar de remover, y lo quitamos del fuego. Añadimos la vainilla y lo dejamos enfriar. Es aconsejable remover mientras se enfría para que no se forme costra.

Icing de chocolate:

Podemos preparar el chocolate cuando la tarta esté montada, para que no se enfríe y solidifique mientras trabajamos con la tarta.

1- Calentamos la nata y añadimos el chocolate en trozos pequeños para que se vaya fundiendo.

2- Dejamos que se vaya cocinando y espesando durante unos 5 minutos, removiendo de vez en cuando. Añadimos al final la mantequilla y la vainilla.

Montar la tarta:

1- Cuando tengamos la tarta fría podemos cortarla por la mitad, yo usé un cuchillo de sierra. También podemos tallar un poco la parte de arriba para que queden planos los dos lados de la tarta. Yo incluso le di la vuelta y use la base como parte de arriba, ya que es totalmente plano.

2- A continuación, rellenamos la tarta con la crema pastelera, podéis usar unas espátula para repartirla bien o una manga pastelera si os gusta más.

3- Cuando tengáis la tarta montada podemos guardarla en el frigorífico para que quede más solida y estable, y así sea más fácil decorarla. Mientras se enfría podemos preparar el chocolate.

4- Cuando tengamos el chocolate caliente lo añadimos poco a poco sobre la tarta extendiéndolo con la ayuda de una cuchara. Podemos cubrir la tarta entera o podemos dejar que se vean todas las capas, como más nos guste! Dejamos enfriar y solidificar en el frigorífico y ya estaría lista para comer!!!

RESULTADO:

Como ya he comentado esta tarta me encanta!! Y queda tan bonita con esas gotas de chocolate recorriendo la tarta… que no se puede esperar a probarla!!!

The Sweetness of Science Boston Cream Pie

CONCLUSIÓN:

Esta tarta es ideal para desayunar o de merienda, estaba tan buena que podría habérmela comido entera yo sola!!! Pero como soy buena persona la compartí con mis amigos de Boston, a todos les gustó un montón!!.

Os animo a que la probéis!! Es una tarta que siempre triunfa!!!

Noelia

The Sweetness of Science Boston Cream Pie

Galletas Veganas

 

the sweetness of science galletas veganas

 

 

INTRODUCCIÓN:

Empecé a buscar recetas veganas porque sentía curiosidad por saber como se podían sustituir los huevos, mantequilla o leche en el mundo de la repostería. Además, mi compañera de piso es vegana, y quería hacer algo para ella.

La leche es fácilmente sustituible por leche de avena, de soja, de coco… Y la mantequilla se puede sustituir por margarina o por cualquier aceite vegetal. Lo que más me sorprendió es que los huevos se pueden sustituir por plátanos, calabaza o aguacate!!!!

Por ultimo, también tenia curiosidad por probar su sabor y quería saber si se notaba que le faltaba algún ingrediente que podría ser considerado importante. Pero no solo estaban buenas para ser veganas, estaban mucho más buenas que muchas de las galletas que he probado!!!!

MATERIALES:

  • 220g de harina
  • 100g de azúcar
  • 50g de azúcar moreno
  • 100g de margarina
  • 2 plátanos
  • 1 cucharada de harina de maíz
  • 2 cucharadas de leche de soja
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • Media cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de extracto vainilla
  • 50g de chips de chocolate
  • 50g de chips de mantequilla de cacahuete

Material de cocina

  • Bandeja y papel de horno
  • Varios bols
  • Varillas
  • Horno

METODOLOGÍA:

1- Para empezar podemos pelar los plátanos y machacarlos con un tenedor. También podemos tamizar la harina. Y por último, poner el papel de horno sobre la bandeja

2- Empezamos batiendo la margarina con el azúcar.

3- A esta mezcla añadimos los plátanos machacados y la vainilla, mezclamos bien con unas varillas.

4- En otro bol juntamos los ingredientes secos: harina, harina de maíz, bicarbonato y levadura. Añadimos estos ingredientes poco a poco junto a la mezcla de ingredientes húmedos mientras mezclamos.

5- Añadimos la leche de soja y seguimos mezclando hasta que se haya incorporado la leche a la mezcla, pero no batir en exceso. Debe quedar una masa más dura que la de un bizcocho, y menos compacta que una masa para moldear con las manos.

6- Añadimos los chips de chocolate y mantequilla de cacahuete (reservando unos pocos para decorar). Mezclamos un poco para repartirlos por la masa.

7- Tapamos el bol y lo metemos en el frigorífico, debe estar enfriándose mínimo 30 minutos, puede estar toda la noche.

8- 10 minutos antes de empezar a hornear precalentamos el horno a 180ºC.

9- Con la ayuda de 2 cucharas hacemos bolas con la masa y las ponemos sobre el papel de horno de la bandeja. Las ponemos un mínimo de 2 dedos de separación entre unas y otras, porque en el horno bajarán y se extenderán.

10- Ponemos la bandeja en el centro del horno y horneamos durante 12-15 minutos, o hasta que veamos las galletas doradas. No es bueno hornear en exceso porque las galletas pueden quedar duras.

11- Hacemos turnos para hornear hasta que se acaba la masa, yo pude hacer más de 30 galletas!!!

12- Mientras aun están calientes, se pueden introducir algunos chips sobre las galletas, ya que habrán quedado casi todos en el interior, y así quedan más bonitos!!!

13- Por último hay que dejarlas enfriar sobre una rejilla, si puedes esperar!!.

RESULTADO:

Podéis jugar con los tamaños y las formas, por si las quieres más o menos uniformes, pero no me podéis negar que no quedan bonitas!!!! Y lo buenas que estaban!!!! Tan blanditas y jugosas… Sorprendentemente no destaca el sabor del plátano, y los chips derretidos en su interior… sin palabras!!

the sweetness of science galletas veganas

CONCLUSIÓN:

Di a probar estas galletas a algunos amigos, me las quitaban de las manos!! Al principio no dije que eran veganas, y fue una gran sorpresa cuando lo descubrieron, porque sinceramente, estaban muy muy buenas!!

Además, he tenido que adelantar esta receta porque varias personas me la han pedido, así que ya sabéis, son un éxito asegurado!!!

Os encantarán!!!

Noelia

the sweetness of science galletas veganas
the sweetness of science galletas veganas

Tarta Red Velvet

Tarta Red Velvet The Sweetness of Science

INTRODUCCIÓN:

Debido a su gran fama y su delicioso sabor, tenía que probar a hacer este postre típico del sur de Estados Unidos. Sí, he hecho una tarta Red Velvet, ya puedo morir tranquila!!

Aunque pase desapercibido, el vinagre es uno de sus ingredientes estrella, ya que ayuda a potenciar el sabor del cacao y puede ayudar a mantener su característico color rojo brillante. En sus orígenes, este color lo conseguían usando remolacha, pero ahora se hace usando colorante alimenticio.

Creo que es una de las recetas más complicadas que he hecho nunca, pero sin duda merece la pena por el espectacular resultado.

MATERIALES:

Para la tarta

  • 320g de harina de repostería
  • 300g de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 cucharada de levadura
  • 200ml de buttermilk
  • 225g de mantequilla sin sal
  • 15g (2 cucharadas) de cacao en polvo sin azúcar
  • 2 cucharadas de colorante alimenticio de color rojo
  • 1 cucharada de vinagre
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Una pizca de sal

Para el icing de queso crema

  • 450g de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 225g de mantequilla
  • 300g de azúcar glas
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Material de cocina

  • 2 moldes redondos (de 20cm de diámetro)
  • Una kitchen aid o batidora de varillas
  • Varios bols
  • Un cuchillo de sierra
  • Horno
  • Frigorífico

METODOLOGÍA:

1- Como siempre, preparamos los ingredientes. Yo usé buttermilk, pero podéis hacerla vosotros mismos añadiendo una cucharada de zumo de limón a la leche y dejándola reposar unos 10 minutos. Podemos continuar engrasando el molde con mantequilla y espolvoreándolo con harina.

2- Precalentamos el horno a 180ºC.

3- Mezclamos en un bol los ingredientes secos: harina, cacao, levadura y sal.

4- En otro bol juntamos los ingredientes húmedos: buttermilk, colorante rojo, vinagre y vainilla.

5- En el bol de la batidora, ponemos mantequilla en trozos no muy grandes (debe estar a temperatura ambiente) y batimos a velocidad media. Hay que parar cada poco tiempo para quitar la mantequilla de las paredes y de las varillas, para que se mezcle bien. Cuando se haya hecho una crema añadimos poco a poco el azúcar, y batimos durante unos 3 minutos estos 2 ingredientes juntos.

6- Añadimos los huevos, uno a uno, y batimos bien después de añadir cada huevo.

7- Bajamos la velocidad de la batidora y vamos añadiendo los ingredientes secos y húmedos, alternando un poco de uno y otro. Se recomienda empezar y acabar con los ingredientes secos.

8- Batimos a más velocidad durante unos segundos y cuando se haya conseguido una masa homogénea, repartimos la masa en los 2 moldes.

9- Horneamos durante 30 minutos.

10- Cuando pinchemos con un palillo y salga limpio, ya tendremos lista la parte de la tarta. Ahora hay que dejar enfriar unos 20 minutos antes de quitar el molde. Luego hay que dejar enfriar completamente las tartas, para esto la podemos meter en el frigorífico. Es más fácil cortar la tarta y rellenarla cuando está muy fría, además me han dicho que se suelen congelar y se descongelan parcialmente momentos antes de montar la tarta.

Icing de queso crema:

1- Para preparar el icing hay que batir la mantequilla del mismo modo que en el paso anterior.

2- Cuando se haya hecho una crema, añadimos el queso crema y batimos juntos. Parando también para mezclar todo bien y que se bata homogéneamente.

3- Añadimos la vainilla y seguimos batiendo.

4- Por último, añadimos poco a poco el azúcar glas y batimos hasta que se haya creado una crema.

Montar la tarta:

1- Empezamos con los pasos más divertidos (y difíciles)!!! Hay que tallar las tartas para que quede plana la parte de arriba de la tarta, al igual que la base, yo lo hice con un cuchillo de sierra. Un consejo, no tiréis los trozos que os sobren de tarta!!! Ahora hay 2 opciones: podéis tener solo 2 capas, con las 2 tartas que hemos hecho, o cortar cada tarta en 2 y tener 4 capas. Pero tened en cuenta que puede que no tengáis suficiente icing para cubrir toda la tarta!!

2- Ahora podemos poner el icing entre capa y capa. El icing es bastante denso por lo que decidí rellenar la tarta con una espátula (podéis usar un cuchillo de untar), en vez de usar una manga pastelera, con la que además necesitaría más icing.

3- Dejad en el medio de la tarta las partes talladas, y en la cara de arriba y abajo las bases, que son más planas. Si se os rompe un poco no os preocupéis!! Usad el icing de pegamento!!

4- Recubrir con icing toda la tarta!!!

5- Con un cuchillo pequeño hice una marcas en el icing en la parte de arriba.

6- Para los laterales, sequé en el horno los trozos de tarta que habían sobrado y los molí. Después de molerlo, quedó como arena, y lo pegué a los laterales de la tarta ya que se quedan pegados al icing.

RESULTADO:

Que decir de esta tarta… que es la más compleja y sabrosa que he hecho!! Sobran las palabras.

Tarta Red Velvet The Sweetness of Science

CONCLUSIÓN

Como podréis deducir, no me comí yo sola esta tarta. Todo el que la probó me dijo que le encantó, incluso algunos, entre ellos algún americano, me han asegurado que esta es la tarta Red Velvet más buena que han probado!!!

Sinceramente, me encantó hacer esta tarta, y además, me hizo mucha ilusión que tuviera un aspecto tan profesional. Estoy muy orgullosa de esta creación!!

Si tenéis un poco de tiempo y os gusta la repostería tenéis que hacer una tarta Red Velvet, os encantará!! Y los que se la coman estarán encantados!!

Noelia

Tarta Red Velvet The Sweetness of Science